sábado, 8 de mayo de 2010

arpa

desvestí la ilusión que aún guardo
martillá mi cabeza sobre una roca
y abrí mi pecho
porque no puedo seguir guardando tantas sombras
.
lo que cae es lo que quiero
no tu boca ni tus ojos profundos
-morder el viento
hasta convertirnos en hojas secas
y llegar más allá
de lo que nuestros pesados cuerpos podrían-
.
no me mirés con odio
no me acojas en tu memoria
no sirven el silencio y las lágrimas
de una nostalgia tajada y tosca
no sirve perderse en un arpa o un árbol
si nuestros corazones no entienden la noche
.
las imágenes que visten mi cuerpo
no son más que papeles quemados
humo negro y espeso
que me sofoca
y quema
.
nunca le creas
al rigor de mi voz
porque sólo es una máscara
-inútil................
dolorosa-.......
.
y si alguien llama a mi nombre
decile que mi mente no se encuentra
porque está perdida en un remolino de espantos
y caricias rotas
.
.
.
.
.
que mis manos se atrofien
que mis ojos cieguen
que mis pensamientos desvaríen
y mi cuerpo se sienta débil
pero que la palabra viva
y grite

1 comentario:

JUAN ANTONIO dijo...

ALTO Y CLARO LO QUE SIENTO
UN BESIN AGOSTINA