miércoles, 8 de julio de 2009

quién supo acariciarme entre sombras
hacerme en gemidos
hacerme


...y grito: no hagan llorar al cielo
¡no lo hagan!
.no escurran de sus fauces
las atrocidades de los pájaros
.no liberen en su vientre
el color de los rubíes
que escupimos en cada golpe
...por más que quieras
no los llames
no a aquellos que no oyen
...............................ni sueñan
que necesitan el apoyo que le dan los muertos
........a la tierra húmeda del invierno

.no te atrevas a gozar de la lluvia
que sólo nos borra los ojos
.no pienses en la noche los crucigramas
los malditos laberintos que se nos hacen en la piel
cuando no encontramos nada sino dolor

....sería insoportable sospechar
-sospecharnos-
..imaginarnos más astutos que la luna
más claros que la ferocidad
con la que envolvemos nuestros suicidios
y los apuñalamos con una aguja
¡basta de dañar las costras que formamos
cuando no podemos hacer nada más que herirnos
o suplicarnos algo de culpa o perdón!
...¡los que están por debajo de nuestras historias
más abajo que nuestros dedos ruines
y rellenos de fatiga
se revuelcan en nuestros restos de hambre
en la inmortalidad que nos falta
en todo aquello que no podemos ser por querer ser tanto!

no quiero que miren el día de mi muerte
el jardín que recojerá mis restos
y suplantará el calor de mi cuerpo
por escombros de hueso y tierra

ese día estará prohibido derramar lágrima alguna
tanto como se nos prohibe ahora gritarnos entre nosotros
sólo podrán taparse la boca con los ojos
y desorbitar las compañías y suplicios que acometimos en otros actos
.
Casi nunca subo los poemas que tienen tanta influencia como éste, pero me pareció interesante el resultado de leer a Baudelaire buena parte de la tarde y quería ver qué les parecía.

3 comentarios:

José dijo...

la verdad me gusta más cuando eres o tratas de ser más tu. pero tmb me gusta ke vayas humedeciendo el vertigo.

el trasfondo si esta bien interesante.
mas vale tarde ke nunca. fines del mundo baran en acaros funebres sin la poesia en la poesia. parece ke fuese necesario ke los cadaveres no se pudran, a ver si el burgo reacciona...habra ke darle el golpe, igual les llegara el dia, por las buenas o las malas; profesa ubicua raza, llena. ni bastan delirios de hados malos ke engolocen niños entre el brillo. la inconsecuencia ora relojes estupidos. nada como el placer de ser lo previo a saber y hacer del llegar cualkier lugar, corazon integro y pleno. las lineas de la mano soplan fuerte raices de ancestros dias, y no tendran sentido si las sombras solas son.

suerte!
no dejas de sorprenderme niña

Jorge Ampuero dijo...

Creo que todos los que hacemos poesía y escribimos algo somos suceptibles de ser influenciados por tal o cual autor, el detalle esta en evitar el calco y que esa influencia sea apenas perceptible y nos eleve a otro nivel de creación y a otra búsqueda.
Por otro lado, el poema esta apreciable, pero podría estar mejor si no le negaras lo que tú bien sabes hacer en poesía, tu propia marca.

Saluditos...

Señor De la Vega dijo...

Si escribe sus textos como ejercicios, en lugar de poemando, estará pedaleando sobre un sillín de escarcha y una bicicleta de ruedas en diamante.

Siendo usted mi señora, infinitas vertebras más osario y más cuerpo que Baudelaire en su poesía, no quiera ser más gigante que usted misma, ni más ratón en la boca del gato o el pico del cuervo.

Suyo y admirado, Z+-----