jueves, 16 de julio de 2009

me siento pequeña
anónima
inservible

el mundo se colapsa
el agua hierve
y a mí me gusta mirar
las hojas secas
los dolores que cultivo en las paredes
el aroma a fracaso
que recorre mi casa

contengo furia
desesperación
ansias de hacer lo que no puedo
pesadumbre y tristeza

me inspiro con la derrota
la emoción de saberme sin nada
ni un ápice de niebla
siquiera un grito, un golpe
una maraña de papeles quemados y sucios

me siento pequeña
increíblemente inútil
como una muñeca
en su estante
con los ojos fijos en los ventiladores
la ropa llena de polvo
las manos frías
el incierto en las venas de plástico

es duro
desgarradora e increíblemente duro
el saber que no podemos hacer nada
y no intentarlo
el esperar que llegue la oportunidad de vivir
de levantar los párpados artificiales
y dejar atrás el silencio infernal que nos sostiene
sabiendo que es casi imposible
que la inmovilidad que nos controla se espante
y libere los huesos que nos encierran

me siento pequeña
confundible
irrelevante como una mancha sobre la camisa
ya nadie entiende la inocencia arañada que guardo
la ternura con que miro mis odios
o la espectral seriedad que me viste
y me degrada como si fuera sólo una demencia
una alucinación del pánico



4 comentarios:

ilich dijo...

que grande eres pequeña.

Manco Cretino dijo...

Excelente!
Tristemente hermoso, claro.
Estoy musical, como ves en los últimos comentarios: a estas letras sumémosle una buena guitarra y bateria densas y un órgano oscuro... gothic, bah jajaja.
Musicaliza... Manco Cretino

Señor De la Vega dijo...

Mi Señora, su estrofa final es tan intensa
su verso tan grande
inconfundible
notable como una llama ardiente sobre fuegos fatuos
¡qué importa si no entienden su madura inocencia!
su ternura envuelve odios que apenas germinaron
su magistral seriedad culmina el verbo
y la eleva por encima de su tiempo y el de todos
una visión que calma a quién no tema verla.
Suyo, Z+-----

eliú dijo...

"...sabiendo que es casi imposible
que la inmovilidad que nos controla se espante y libere los huesos que nos encierran..."


y libere los huesos que nos encierran... esa frase en un eco en la cabeza... un eco.


buenísimo.