jueves, 1 de enero de 2009

¿me escuchás;
aún con las bombas
descansando en tus manos,
aún con el olor de los sueños
de noches frías?

todavía hay demasiada gente
como para que me puedas ver
pero ¿sabés lo que hay detrás de mis costillas
cuando el día se acaba?

¿sabés lo que duerme
al otro lado de mis ojos?

no lo digas

entre vos y yo
la vida es sólo un secreto

9 comentarios:

Enredada dijo...

Agos, me hiciste llorar... me llegaste al alma...
sos bella...
mil besos

[...] dijo...

un secreto? no sé, un secreto siempre puede romperse. el secreto precisa la voluntad de quien lo guarda para ser. en el fondo creo que la vida se dice todo el tiempo, y entonces no puede decirse: paradoja del libro infinito que no puede leerse.

Claudia.* dijo...

me fascino tu blog! pasare por aqui mas seguido. muchos saludos!

Manco Cretino dijo...

¿Secretos afines? ¿Por qué no?
Tal vez secreto que van en paralelo a ningún lado... Eso suele darnos la vida.
Descreido... Manco Cretino

Tomás Mielke dijo...

que bello, cuán profundo, es un universo paralelo digno de vivirse, me ha encantado

besos

rR. dijo...

siempre hay demasiada gente como para ser visto, maldita sea.


gud bai.

Daniela dijo...

Eso fue profundo, escribes genial !

Jorge Ampuero dijo...

No importan los secretos, con tal que todo sea contigo.

Un abrazo...

Navero Niahista dijo...

Me gusta Agostina! Pasaré siempre por esta calle de palabrasentimientos que calan hondo. Un abrazo cordial desde Paraguay y felicitaciones :)