sábado, 19 de septiembre de 2009

maybe you deserved to die

soy como otra persona
sin biblia a la cual rezarle
sin el dolor de las distancias
sin el sonido del corazón agrietándose
o el crujir de los huesos solos
bajo las sábanas de flores

¿en dónde dejé mi cuerpo
adornado de soledades,
en qué cajón guardé los destellos de luz
que le había arrebatado a tu traje blanco?
si alguien lo sabe
que me diga el depósito
en donde dejé mis extremidades
y mis almas
porque no lo recuerdo
y sin mis odios o fracasos
me siento vacía y sola

no es silencio lo que muestro
ni llanto lo que escondo
lo que tengo en la boca
no son palabras que urgen salir
ni gritos capaces de desgarrar las paredes
en mis manos no hay promesas desgastadas
y en mi piel no se marchitan besos de otros labios
al contrario
cuánto quisiera una caricia vieja en mis brazos
o una sonrisa perdida entre los libros
cuánto quisiera cambiar mis sobornos al tiempo
mis mentiras cocidas con miedo
y mis arreglos de plastilina
por otros cielos más dulces
otras manos más blancas
y otras mentes más nuevas
que no sepan del espanto
ni de la incompetencia

¿quién aceptaría mi falsa inocencia
y me entregaría a cambio
un amor que no merezco?

3 comentarios:

un pájaro que la visita en silencio dijo...

ud es grande! e inquietante el lugar adonde las letras la pueden llevar...
siempre me asombran sus palabras, más por cuanto tengo presente su edad

Señor De la Vega dijo...

"¿quién aceptaría mi falsa inocencia
y me entregaría a cambio
un amor que no merezco?"


Mi Señora, cualquier ciego o cegado, aceptaría su falsa inocencia a cambio de un amor inmerecido.

¿lo aceptaría usted, sabiéndolo?

Solo, puede o quizás... porque el amor es justamente invidente; pero siguiéndola como la sigo, francamente, lo descreo.

¿Pensó que quizás desperdicia su caudal, sobornando al futuro, en lugar de pagar lo justo por su tiempo presente?

Suyo, Z+-----

Shiroi Namida dijo...

¿Qué significa no merecer?
A veces creo que eso me confunde, sé que no merezco muchas cosas, pero las deseo tanto que tengo miedo de que salgan a la luz alguna noche en la que cometa el error de equivocarme en mis palabras.
Tienes un gran talento en tus manos. Hace tiempo me paso por aquí y leo, creo que nunca he comentado.
Pero realmente tu trabajo es de un grande!
Saludos...