lunes, 7 de julio de 2008

Etérea noche

Hurgo entre papeles arrugados
y paseo la uña por las letras.

No siento como antes su consistencia
de tinta azul y negra,
ha pasado tanto tiempo
que se unieron al papel
formando una sola cosa.

Sólo hay espacios vacíos
llenos de nada, como siempre.

Veo el mar entre las pestañas
pero el viento, cargado de arena
no me deja abrir completamente los ojos
y apreciar su azulado color
que hoy parece tan triste y solitario.

Se siente como una despedida;
tan distante, pero tan aferrada al alma.

Una canción se eleva en el aire
alumbrando la etérea noche
inundando con un oleaje denso
el pasar de las horas
y su dulce recuerdo.

Una grieta se posa bajo mi dedo
creo que apreté demasiado la pluma.

3 comentarios:

El Crucificado dijo...

Interesante obra, ritmica y vivencia, muy comprensible y melancólica.

Me gustó.

Saludos.

clonista-stereo dijo...

-genial!!
tenes muchas buenas frases!!
¡dedicales mas tiempooooo!!


besos!!

tkmm!!

:D

josé dijo...

La magia de los papeles, sus misterios atrapan, su inmensidad, su tremendo espacio nos eleva, nos redime o nos crucifica. Muy bueno tu trabajo, amiga. Mi afecto.