viernes, 11 de abril de 2008

Milagrosas palabras

No creo haber robado una lágrima
a quien leyó mis versos,
no creo haber conmovido a nadie
con mis tristezas y tontos miedos.
No creo haber ablandado un corazón
solo con nombrar las maldades de mi vida,
no creo haber hecho recapacitar al asesino
que pasó por aquí como un desconocido.
No creo haber hecho reír a alguien
con mis razonamientos extraños,
no creo haber hecho sonreír a los hombres
que leyeron mis canciones o pasiones.
No creo haber tocado el alma de nadie
con mis palabras entrelazadas de pena,
no creo haber hecho pensar al que vio
mis parodias ni comedias.
No creo que nadie haya cambiado su forma de vida
por leer mis tantos razonamientos profundos,
no creo que nadie se embriague todo
con mis frases dulces y mi amargo mundo.
No creo haber hecho correr con su amada
a los enamorados que leyeron mis poemas,
no creo haber hecho feliz a nadie
con lo que cuentan o callan mis siembras.
No creo haber calentado inviernos
con mis abrazos de tinta,
no creo haber refrescado miedos
con mis fuerzas indistintas.
No creo que el universo se haya parado
solo para escucharme cantar,
no creo que el cielo se ilumine
solo para verme brillar.
No creo que alguien realmente lea lo que escribo
no creo que nadie se tome el tiempo de pensar
sobre los temas que mi corazón trata
y nadie más quiere tocar.
No creo que se hayan parado las guerras
solo por mis vocablos de paz,
no creo que las flores liberen su perfume
solo para que mi pluma escriba las nubes y el mar.
No creo haber enamorado a nadie
con mis coplas modernas,
no creo haber hecho llorar a la lluvia
con mis largas noches de amores y nieblas.
No creo haber parado el dolor
de un alma hecha pedazos,
no creo haber hecho recapacitar
a los locos de sangre y muerte a trazos.
No creo haber evitado la muerte
de cualquiera que rece por el otro
gracias a mis pensamientos,
no creo que nadie haya amado de más
solo por mencionar que pronto todo lo perderemos.
Creo en la magia de las poesías,
creo en las milagrosas palabras,
creo en todo lo bueno y lo malo,
pero no creo que nada de esto pueda pasar,
no creo que el mundo pueda cambiar.
No creo haber consolado un alma en pena
no creo haber alentado un encuentro
no creo haber hecho sentir seguro
a quien tenia miedo de vivir la vida,
no creo haber ilusionado miradas
ni nada de todo lo dicho.
Solo creo en la fuerza de las palabras,
y creo haber hecho lo posible
para que alguien en este mundo
por siempre me recuerde...

No hay comentarios: